El orgasmo masculino extendido

Algunas investigaciones demuestran que un método específico de jugueteo sexual, lento y excitante, libera en el organismo 3 hormonas clave en el cerebro masculino: testosterona, dopamina y oxitocina. Cuando estas tres se reúnen, conducen a un gran final, mucho más largo y electrizante. Se dice que el clímax masculino promedio dura unos 5 segundos, pero con el tiempo adecuado de jugueteo y la técnica correcta puedes hacerlo “temblar” durante unos 30 segundos. Este es el “plan de seducción”:

Imagen 5

 

Despierta sus pensamientos: Debes encenderle su mente mucho antes de tocarlo y para eso debes comenzar tu misión seductora tan temprano como te sea posible y continúa desarrollándola durante el resto del día. Pero no se trata de cosas básicas y rutinarias, como caminar delante de el sin “panties”, es más efectivo, por ejemplo, susurrarle palabritas calientes al oído o mostrarle una parte del muslo al abrir la puerta para marcharte. La Dra. Louann Brizendine, autora del libro: “The Male Brain” El Cerebro masculino dice al respecto; “Cuando su mente tiene que llenar esos vacíos, lo dejas imaginando toda clase de posibilidades sexuales, lo que lo mantiene interesado y excitado durante mucho tiempo”

Tócalo y Provócalo: Una vez que comenzaron, la seducción lenta debe continuar, pero ahora debes concentrarte en tocarlo: con la punta de los dedos, con los labios, con los senos; volviendo cada vez más intenso el jugueteo sexual, pues cada vez que lo tocas, su cuerpo descarga la potente hormona oxitocina, conocida como la hormona del amor, pues tiene “poderes” para intensificar el orgasmo. Esta fluye al cerebro durante el clímax, afirma la Dra. Brizendine, y añade que también estimula la contracción de los músculos relacionados con la eyaculación.

Para y Comienza de nuevo: En este punto debe estar tan excitado que está a punto de explotar, pero debes seguir el patrón de excitación continua, pues debes llevarlo casi al clímax y una vez allí, empezar a bajar la velocidad. El orgasmo es controlado por el sistema nervioso simpático, que también se conoce por el sistema de lucha o escape del cuerpo. Es la forma en que reacciona el organismo cuando está bajo estrés. Es decir, mientras más lo provoques, deteniéndote y continuando, mas “estresado” se le pondrá su cuerpo…En el buen sentido de la palabra, y se intensificara su excitación sexual. Repite este ciclo al menos 2 o 3 veces. Si la cara se le enrojece, respira más rápido y sus músculos están demasiado tensos, es señal de que no aguanta más y cuando llegue a este punto será como si se rompiera una represa y experimentara ondas de placer recorriéndole todo el cuerpo.