Chupetones, ¿placer o dominación?

Resultado de una sesión intensa de sexo o simplemente cómo una manera de marcar lo que “es tuyo”, ¿qué te incita a realizarle a tu pareja chupetones como parte del juego sexual?

amor-beso-pasion-pareja-sexo_PERIMA20150922_0004_5

De acuerdo con los sexólogos, M. Pérez, J.J Borrás y X. Zubieta, del Blog de Sexo del diario elmundo.es, un chupetón o ‘chupetazo’ es un hematoma o hiperpigmentación causado cuando con la boca se realiza una fuerte succión sobre la piel. El cuello es una zona vulnerable, ya que ahí los chupetones dejan fácilmente su marca y suelen tardar varios días en desaparecer.

Para los expertos, existen personas que no se pueden detener y utilizan los chupetones para dejar firmada su conquista o por simples celos; sin embargo, hay personas que hacen de estas marcas un placentero juego sexual de besos y caricias, porque los chupetones se pueden realizar en otras zonas del cuerpo de la pareja: cuello, pezones, piernas, abdomen y los lóbulos de las orejas.

¿Cómo hacer un buen chupetón?

1. Escoge el sitio correcto.

2. Pon tus labios contra la piel de tu pareja, dejando tu boca ligeramente abierta en el medio. La posición de tus labios debe ser  de una “O”.

3. Succiona su piel. Haz un buen sello con tus labios contra la piel, y succiona como si quisieras absorberla dentro de tu boca. Empieza poniendo tu lengua contra su piel, dentro de tu boca, entonces retráela mientras succionas. Continúa succionando por lo menos durante 30 segundos o más

4. Muestra tu afecto. Una vez que lo has hecho, roza con tus labios el chupetón y o bésalo diciéndole a tu pareja cuanto la amas o aprecias.

Si tras el momento de pasión, deseas guardar las marcas de los chupetones en la intimidad, puedes usar el viejo truco del jersey con cuello de cisne o una bufanda. También puedes reducirlas aplicando compresas de hielo inmediatamente después de recibirlos.

Antes de iniciar con esta práctica, recuerda que no a todas las personas les gusta recibir chupetones. Debe tratarse de un juego sexual que tenga el consentimiento de los dos.

En el campo sexual todo está permitido siempre que exista respeto y confianza entre la pareja.

Fuente salud180.com