Algunas historias sobre Sexo oral

El dios egipcio Atum, llamado el Sol del Atardecer, se aburre y para entretenerse no se le ocurrió otra cosa, sino masturbarse. No le basto con utilizar la mano para manipular su sagrado miembro, así que decidió darse  placer con la boca, formando un círculo sobre sí mismo (tal como si fuese un Ourobouros, la imagen de la serpiente que se muerde la cola). Al eyacular y sentir el semen en su boca, Atum no lo traga, a pesar de sus divinas y portentosas  proteínas, sino que lo escupe al exterior, y de esa mezcla de esperma y saliva surgen Shu, quien es el dios del aire y Tefnut, quien es la diosa de la humedad y el rocío.

Juicio_Osiris

Otra historia del Antiguo Egipto, tierra de pirámides y sexo. Tras una bestial pelea con su hermano, el dios Seth primero entierra vivo y luego descuartiza en 14 pedazos a su hermano Osiris. La viuda Isis se lanza a buscar los restos de su esposo  y los encuentra todos menos uno, el pene, que había sido devorado por los peces. Triste y frustrada, Isis elabora un falo de barro cocido, nadie sabe si del mismo tamaño que el original de su marido, lo une al cadáver y lo besa, “soplando” la vida a su interior y resucitando a su marido

Una leyenda atribuye a Cleopatra la invención del vibrador, al parecer, empleo un tubo de cobre relleno de abejas. Y otra historia  la pondera como experta feladora, “la boca de los diez mil hombres “fue llamada en algún momento.

descarga

Una leyenda similar atribuye a la emperatriz china Wu Zetian un decreto que obligaba a que los embajadores de otras tierras debían rendirle pleitesía, mediante un cunnilingus.

Una lectura atenta del Cantar de los Cantares de la Biblia destaca  el versículo “Tu ombligo es un cántaro en el que no falta el vino aromático”, que tiene más sentido, según algunos investigadores, que traducen “vulva” en lugar de “ombligo”.

En el Kama Sutra, escrito alrededor del s. III a. C., existen múltiples  referencias ilustradas al “congreso bucal” oauparishtaka.