Clasificación de género sexual

Cada vez es menos posible clasificar el género de la persona colocándoles un M a los hombres y un F a las mujeres,  el terreno del juego sexual se expande cada vez más allá del espectro Gay o Hetero. Al menos en lo que a Internet y sus páginas diseñadas para citas y encuentros amistosos y sexuales se refiere.  Hay webs de citas que ha decidido brindar opciones para especificar tanto el género como la opción sexual de sus usuarios: ¿Heterosexual? ¿Bisexual? ¿Transexual? ¿Gay?… La web ofrece también: demisexual, heteroflexible, homoflexible, pansexualqueer, e incluso sapiosexual. Dentro de cada una de estas, hay  más opciones. Además, es importante recordar que Internet no inventa las sexualidades; les da visibilidad; y aquí les damos una pequeña guía:

140225163935-perry-cyrus-kiss-restricted-horizontal-large-gallery

Demisexual: quien solo siente atracción sexual si existe una conexión emocional con la otra persona. El vínculo puede no ser romántico. El deseo puede también surgir gracias a una amistad.

Lumbersexual: Dícese del sujeto que atrae sexualmente gracias a su aspecto rudo de trabajador. La nomenclatura sexual en Internet también depende de las tendencias, antes se ponderaba al hombre metrosexual, con el cuido  obsesivo de su salud e higiene y ahora toma terreno el leñasexual, un tipo más bien rudo con aspecto de leñador. Algunos ven la conexión con la barba y las camisas de cuadros de los hípster.

Sapiosexual: La persona que puede sentirse atraído por cualquier ser humano, siempre que este tenga un coeficiente intelectual muy alto. Es decir, quien se excita con conversaciones inteligentes, odia el cortejo rutinario y se enciende con mentes audaces. John Waters, decía: “Si vas a casa de alguien y no tiene libros, no te acuestes con él”.

Sexualidad fluida: Atracción sujeta a eventos vitales, coyunturas e impulsos según la época. Rich Savin-Williams, director del departamento de sexo y género en la Cornell University, afirma que a la gente joven le gusta la fluidez en las etiquetas. Que hace tiempo que ha rebasado la dicotomía binaria para incluir sexualidades más complejas.

Spornosexual: Es quien se esmera en marcar su tableta de chocolate con la vocación de enseñarla generosamente publicándola gratuitamente mediante selfies en Internet.

Bicurioso: Algunos  muestran  curiosidad por explorar relaciones con alguien del sexo que no tiene como prioritario. Se trata de una tendencia más predominantemente femenina de la clásica bisexualidad. Existe también el término heteroflexible, que según algunos viene a ser lo mismo.

Arromántico: Son los que nunca regalarán flores ni  darán sorpresas a la salida del trabajo de la persona deseada. Birromántico es si harán precisamente todo eso con personas de ambos sexos. Y heterorromántico y homorromántico, y la lista sigue sigue: panromántico, transromántico, polirromántico…