Las  latinas son las más infieles

Holanda, Portugal, Bélgica y luego España, son los países europeos con mujeres más infieles. En  Latinoamérica, el ranking es muy parejo y en los primeros tres lugares se encuentran Argentina, México  y Chile, seguidas de Brasil. Las latinas se adjudicaron un alto porcentaje: 55 % revelando que mantienen un encuentro con su amante, al menos una vez por semana, y se consideran las más activas de la región, sobre todo las mayores de 40 años, que son las que pasan más tiempo “en línea” generando contactos a través de mensajes y e-mails.

mujeres2

Second Love es una red social para personas casadas o comprometidas que buscan relaciones paralelas. Esta red fue la encargada, según sus registros de actividad, de emitir el informe que concluye con estos datos que sitúan a las latinas como las más “infieles” del planeta. La mayoría de las féminas reconocieron que sus vidas rutinarias y monótonas las han llevado a los brazos de amantes, por lo que se consideran infieles. Admiten que las redes sociales que facilitan encuentros sexuales, minimizan el miedo al rechazo y la cierta intimidad que les brinda el ámbito digital las hace sentir más cómodas.

También reconocieron sentirse más seguras y sensuales luego de tener una aventura. Algunos cuestionan que si no están satisfechas con su pareja, abandonen dicha relación y otros aseguran que las mujeres descubrieron que tener aventuras son experiencias “extras” que le agregan sabor y suspenso a su relación, aunque sean felices con su pareja.

Otro dato interesante que salió del informe, es que un altísimo 70 % de los usuarios de Second Love son hombres y que estudios sociológicos realizados alrededor del mundo, aseveran que el 78 % de los hombres casados o con pareja estable y el 70 % de las mujeres en esa misma situación, han tenido o quieren tener una experiencia extra matrimonial en algún momento de su vida.

Al parecer es un deseo secreto generalizado que mantienen latente en espera de que suceda y estas redes sociales y en algunos casos centros de citas, los facilitan manteniendo un nivel de discreción alto y unos márgenes de seguridad y salud, bastante satisfactorios.