Sexo Tántrico

Se trata de una serie de técnicas para prolongar el éxtasis sexual y mejorar los niveles de satisfacción. El Tantra se basa en el criterio de que para llegar al clímax de excitación sexual de forma natural, el centro debe ser el interior de tus deseos sexuales.

2015051617573777708

Mantén el contacto visual con tu pareja: Mirarse mutuamente mientras están en la cama puede hacer tu experiencia sexual más intensa. Debes  mirar a tu pareja a los ojos y tratar de descifrar que siente sexualmente. Te recomendamos hacerlo en el momento en que llegan al orgasmo.

Siente cada poro de su piel: Uno de los aspectos más importantes del Tantra es explorar la sensualidad de tu pareja mediante el juego y las caricias. Debes estar totalmente concentrado en lo que estás haciendo. El mejor de los consejos para practicar sexo tántrico es que te centres en saber qué es lo que quieres de tu pareja y cómo lo vas a lograr. Por eso, debes ser consciente de las zonas del cuerpo en las que estás tocando a tu chica pero y tienes que tener clara cuál es tu intención.

Sé consciente de tus sensaciones: El Tantra mejora la parte física de tus relaciones. Es un impulso a la experiencia sensorial y emocional: es decir debes saborear, tocar, ver, oler y escuchar. Ambos deben  explorar las sensaciones que se van creando en el cuerpo del otro y la manera natural de reaccionar  vuestros sentidos.  Crea para ello una atmósfera relajada, íntima y alcanza una experiencia sexual a otro nivel. Por ejemplo, uno puede vendar los ojos al otro y así estimular el resto de vuestros sentidos. Pueden jugar con aceites corporales con olores: la canela o la vainilla son afrodisíacos, escuchar música que ambiente o improvisar con algo de comida: chocolate, nata o fresas; y así maximizar la experiencia

Experimenta un orgasmo con todo tu cuerpo: Hay una manera de conseguir que todas las partes de tu cuerpo se exciten. Una de las técnicas para conseguir este tipo de orgasmo es practicar para construir una energía erótica que los mantenga cerca del clímax y dejar que después se diluya poco a poco. Se trata de jugar a alcanzar varias veces ese punto cercano al orgasmo y usar tu respiración y el poder de tus impulsos para expandir toda la energía por tu cuerpo. Pueden  jugar con esta tensión tanto tiempo como quieran. Puedes mantener a tu pareja en ese punto cercano al orgasmo,  con tus palabras, pero nunca dejes que llegue completamente a él. Cuando finalmente lleguen al orgasmo, sentirás fuertes y placenteras contracciones en diferentes partes de vuestro cuerpo.

El sexo tántrico es un medio para llegar al orgasmo de la mejor manera posible. De hecho, el proceso completo requiere que te concentres en el trayecto y dejes de pensar en el final del camino para conseguir un nivel más alto de satisfacción.