Violación colectiva escandaliza a Brasil

Una favela de Río de Janeiro fue el escenario de la violación de una adolescente por más de 30 hombres. El hecho ha consternado y escandalizado al país de la samba  y ha provocado una condena masiva en las redes sociales. La etiqueta #EstuproNaoÉCulpaDaVitima (La violación no es culpa de la víctima) invadió Twitter durante muchas horas y se hizo eco de la indignación de miles de internautas contra la horrible violación colectiva sufrida por una joven de 16 años. La agresión fue difundida con un vídeo donde la menor aparece desnuda y desmayada, con sus órganos sangrando y  el autor de la grabación comenta fuera de cámara, que fue violada por unas 30 personas.

Favela da Rocinha, Morro Dois Irmãos;;Rio de Janeiro – RJ

El caso ha conmocionado a Brasil y ha provocado el rechazo de toda la sociedad, de la ONU, de Rousseff y del mandatario interino del país latinoamericano.  Temer, el presidente interino, rechazó con “absoluta vehemencia” la agresión sexual de la que fue víctima la joven, y consideró “absurdo” que en “pleno siglo XXI tengamos que convivir con crímenes bárbaros como ese”. “Tomaremos medidas efectivas para combatir la violencia contra la mujer”, afirmó Temer a través de redes sociales.

El jefe del Estado interino advirtió que se creará un departamento en la Policía Federal para coordinar el combate de crímenes contra la mujer, y enfatizó que el Gobierno está movilizado, junto con la Secretaría Pública de Río de Janeiro, para “castigar con rigor a los autores de la violación”. Rousseff, por su parte, expresó su “repudio” contra la “barbarie” y la “violencia contra las mujeres”, y abogo por el “fin de la cultura de la violación”.

“Machismo mata” y “Salvemos a nuestras niñas”, decían  algunas de las pancartas que se vieron en Río. La Policía ya identifico a 4 personas por su participación “directa o indirecta” en la violación y “evalúa” posibles peticiones de prisión, que todavía no han sido presentadas. “La Policía va a actuar con rigor, pero no fuera de la ley”, aseveró  el jefe de la Policía Civil de Río de Janeiro, Fernando Veloso.

Tras conocerse el suceso, la ONU condenó la agresión y pidió que las víctimas no sean culpadas y recordó un caso similar ocurrido en el estado brasileño de Piauí, donde una joven de 17 años fue atada, amordazada y agredida sexualmente por cinco hombres. “Además de ser mujeres jóvenes, los casos se asemejan por el hecho de que las dos adolescentes fueron atraídas por los verdugos en tramas premeditadas y atacadas violentamente en un contexto de drogas ilícitas”, señala la ONU Brasil en un comunicado.

Según relató la joven a la Policía, durante la madrugada  fue a una favela de la zona oeste de Rio, para reunirse con un chico con quien mantenía una relación. La adolescente agregó que estuvo sola con él durante algunas horas y después perdió la conciencia hasta el otro dia, cuando despertó desnuda, drogada y rodeada de 33 hombres armados con fusiles y pistolas.

El caso ha abierto un debate en Brasil sobre la llamada “cultura de la violación” y ha provocado críticas  contra la “sociedad machista”. En Río de Janeiro, un grupo de unas 200 mujeres, se concentró frente a la Asamblea Legislativa con carteles rechazando a las violaciones y lemas como “Cuando digo no, es no” y “No a la cultura de la violación”. Segun el Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP), una mujer es violada cada 11 minutos en este país, y en 2014 47.636 personas sufrieron una agresión sexual. La joven ha advertido a través de las redes sociales: “Todas podemos pasar por eso”. Y asegura: “No duele el útero. Duele el alma”.