Placeres  en tu boca

Las fuentes de placer que ofrece el sexo son ilimitadas y merecen disfrutarse con los 5 sentidos; además de lo excitante de la vista ante el cuerpo desnudo, de la sensual sensación que transmite el tacto de la piel, los aromas que surgen de la excitación y las palabras y murmullos que excitan y enervan tus oídos y además hay otro estimulo sexualmente muy especial y es aprender a saborear al amante y a todos los rincones mas reconditos de su cuerpo.

nueve-semanas-ymedia%20(16)

El interior de la boca, el paladar y la lengua son extremadamente sensitivos, no solo porque son altamente erógenos, sino también porque están muy poblados por papilas gustativas muy sensibles. Es por eso que a menudo se compara el  goce sexual con el disfrute gastronómico, de manera que internarse por esa ruta te llevara a unir de alguna manera ambos placeres, proporcionándote sensaciones muy intensas.

th

De la imaginación y creatividad de la pareja, dependen los sabores que elijan para aumentar su excitación; las variantes pueden ser múltiples y es probando y experimentando como se descubren las preferencias de ambos. Una sugerencia: Situada sobre él, la mujer sumerge la “copa” de sus senos y se inclina para darlos a “beber” a su amante, que, sentado, los lamerá ávido. Luego con el de pie, ella recubre su pene con nata y disfruta mezclando en su boca los sabores de la leche y de la piel palpitante del miembro, hasta saciarse.

Lamer la vulva de tu pareja untada con mermelada, helado o chocolate es una experiencia única, hasta que no la experimentas. E igualmente sucede al sorber la última gota del yogur que has colocado previamente sobre el pene de tu pareja, provocando un enervante cosquilleo que recorrerá ambos cuerpos por completo, hasta conducirlos a un orgasmo pleno e inolvidable.