Educacion Sexual para niños en la televisión noruega

 

Line Jansrud, la presentadora de la serie de ocho capítulos titulada ‘Pubertet’, está en los vestuarios de un gimnasio. De repente, arranca la toalla a un hombre recién salido de la ducha.  Después de este desnudo integral, la presentadora toma asiento y, sin ningún pudor, comienza a tocar todas las partes de un pene que, por segunda vez, ocupa al 100% la pantalla. Se aprietan los testículos, se rozan con hielo para que encojan, se estudia semen en un microscopio. En fin se analizan muy diversos aspectos del miembro masculino.

A pesar de las advertencias de YouTube  de que: “el vídeo puede ser inadecuado para algunos usuarios”- no se trata de una grabación porno.  Estas imágenes forman parte  de “Newton”, un programa con el que la televisión pública de Noruega quiere contribuir a la educación sexual de los niños. La polémica comenzó el pasado mes de mayo en el canal NRK. Entonces, la cadena estatal del país escandinavo emitió ‘Pubertet’, (‘Pubertad’ en español), una mini serie de ocho episodios en la que se explicaban los aspectos más importantes de este periodo vital.

El crecimiento, la aparición de vello corporal, el cambio de voz,  la menstruación, el acto sexual o la reproducción. Siempre utilizando modelos o personas reales, es decir personas de carne y hueso, lo que sorprende teniendo en cuenta que se trata de un programa orientado a un público infantil; a través de un lenguaje directo y didáctico: “Buscamos ser claros, por eso, para ilustrar cómo el cuerpo de un niño se transforma en el de un adulto, utilizamos modelos reales”, cuenta Erling Normann, responsable inmediato de ‘Newton’, el show científico que decidió sorprender a la audiencia incluyendo esta producción. “Huimos de cualquier tipo de connotación sexual”, comenta el productor.

Un estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre los Estándares de Educación para Europa publicado en 2010, España y Portugal son los únicos países en los que la asignatura de Educación sexual no es obligatoria. El primer país europeo en incluir esta materia en el currículum escolar fue Suecia (1955). La siguieron Noruega, Alemania y Dinamarca, que la introdujeron en 1970.

El Consorcio Europeo para el Anticonceptivo de Emergencia destaca en su informe con data del año 2011, que un 82% de la población noruega empleó métodos anticonceptivos modernos -en España esta cifra baja hasta el 62%-. Al igual que los jóvenes españoles, los noruegos tienen su primera relación sexual a los 17 años.

En cuanto a los abortos en Noruega – legal desde 1978-, de cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, 16,2 deciden abortar. Este porcentaje supera con creces al de España. Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el mismo año, de cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, 11,49 optan por abortar.
“La gran ventaja de ‘Pubertet’ es que se emite en una cadena pública. Además, todos los capítulos están colgados en Internet. Cualquier joven puede tener acceso a ellos”, dice el productor del programa, que confiesa ver la serie con sus hijos de 11 años. “Disfrutaron del programa y aproveché la oportunidad para hablar con ellos de sexo”, destaca. El programa no tiene límite de edad. Es apto para todo público. “La regulación de medios noruega establece que sólo se aplicará esta barrera cuando el contenido sea perjudicial para el público joven”, afirma el productor: “‘Pubertet’ no hace daño a nadie. Todo lo contrario”.