Las esclavas sexuales de ISIS

El aviso en árabe produce terror: “Virgen. Hermosa. De 12 años… Su precio ya está en 12.500 dólares y será vendida pronto”. La nota de publicidad, aparece junto con otras de gatitos y armas, en una aplicación encriptada,  enviada a The Associated Press por un activista de la comunidad yazidi de Irak, que trata de liberar a unas 3.000 mujeres y niñas que se estima están siendo retenidas como esclavas sexuales por extremistas de la agrupación Estado Islámico, también llamada EI.

31

EI ha aumentado cada vez más su control sobre sus cautivas, internando a las mujeres yazidis en su territorio y vendiéndolas como esclavas en aplicaciones encriptadas como Telegram y WhatsApp, según asegura la AP. Cuentan con un banco de datos con las fotos de las cautivas y los nombres de sus propietarios para evitar que escapen. Y asesina a quienes tratan de rescatarlas. Según cálculos 2.554 de ellas fueron liberadas por contrabandistas. Hacia mayo el ritmo de liberaciones había disminuido  y solo 39 habían sido rescatadas en las seis semanas anteriores.

Lamiya Aji Bashar trató de escaparse cuatro veces antes de lograrlo  con la ayuda de un contrabandista. La fuga fue una odisea, ya que fue perseguida por combatientes del EI. Dos niñas que escaparon con ella murieron al estallar una mina terrestre. Lamiya perdió la vista en el ojo derecho a raíz de la explosión, y le quedaron grandes cicatrices en el rostro. Hablando desde una cama en la casa de su tío en Baadre, pueblo del norte de Irak, la muchacha de 18 años afirma que, a pesar de haber quedado desfigurada, no se arrepiente de haber emprendido la fuga. “Incluso si perdía la vista en ambos ojos, hubiera valido la pena”, expresó, “porque sobreviví”.

esclavaSexual2014-09

Mirza Danai, fundadora de una agrupación alemana-iraquí de ayuda llamada Luftbruckek Irak, afirma que el banco de datos trata a las mujeres como si fuesen una mercancía. “Registran a cada esclava, cada persona con el nombre de su dueño. Si la mujer se escapa, todos los servicios de seguridad y los puestos de control son informados” Las fotos obtenidas por la AP muestran niñas que lucen ropas finas, algunas de ellas muy maquilladas. Miran sombríamente hacia la cámara. Algunas recién ingresan a la adolescencia. Ninguna parece mayor de 30 años

Hussein Koro al-Qaidi, director de un comité de asistencia a los yazidi de la ciudad de Dahuk, en el norte de Irak, dijo que nadie ayuda a esa comunidad. Y se están quedando sin dinero para pagar a contrabandistas o para rescates, según el gobierno curdo y organizaciones que tratan de salvar a las mujeres. “Ni el gobierno iraquí, ni las organizaciones caritativas internacionales ni ningún otro país nos están ayudando a salvar a las niñas yazidi”, dijo al-Qaidi.

Además del post de la niña de 12 años en un grupo con cientos de miembros, la AP pudo ver un aviso en WhatsApp que ofrecía a una mujer con sus hijos de tres años y siete meses, con un costo de 3.700 dólares. “Ella quiere que su dueño la venda”, dice el posting, que va acompañado de una foto. “Tenemos una tolerancia cero para este tipo de comportamientos y desactivamos las cuentas cuando tenemos pruebas de actividades que violan nuestros términos. Alentamos a la gente a que use nuestras herramientas para hacer denuncias cada vez que ven este tipo de comportamiento”, dijo Matt Steinfeld, vocero de WhatsApp.

Las posibilidades de que las mujeres sean rescatadas disminuyen con cada día que pasa. “Cada vez hay menos rescates y van a cesar. La gente se está quedando sin dinero. Tengo decenas de familias que deben decenas de miles de dólares”, dijo Slater. “Quedan miles de mujeres y niñas en cautiverio y se hace cada vez más difícil rescatarlas”.