42 condones por atleta en Olimpiadas de Rio 2016

Rio de Janeiro en agosto del 2016 da para todo: son 17 días, 10.500 atletas, 33 lugares y 450.000 preservativos o condones. Esa es la enorme cantidad de camisinhas (pequeñas camisas en el argot brasilero) que está suministrando el Comité Olímpico Internacional para los Juegos Olímpicos de este verano en Rio. Desde ya se están calificando como los juegos olímpicos más promiscuos de la historia: la provisión es de 350.000 preservativos, 100.000 preservativos femeninos y 175.000 paquetes de lubricante, a ser utilizados en la villa olímpica.

personal-space-olympic-village-07-1

“Se trata de un absolutamente enorme reparto de preservativos”, admite Zac Purchase, un medallista de oro y la plata de remo olímpico, quien se retiró de remo en 2014 y compitió en Londres y Pekín. “Pero todo está tan lejos de la verdad de lo que se siente al estar ahí. No es un caldero sexualizado de la actividad. Estamos hablando de los atletas que se centran en la producción de la mejor actuación de su vida”.

Los condones femeninos están siendo regalados por primera vez, pues el virus Sika se ha extendido por todo Brasil, e incluso el equipo australiano llegará armado con unos condones antivirales para proporcionar una protección adicional a la aportada por el COI brasilero. Esta repartición de látex se inició en Seúl, cuando 8.500 condones fueron distribuidos a los atletas y se recibieron informes de que los condones usados se encontraron por cantidades, en los techos de las residencias Olímpicas, lo que llevo a la Asociación Olímpica de prohibir el sexo al aire libre.

  • En los juegos de invierno de Vancouver se utilizaron 70.000 en una semana.
  • En Seoul 1988 fueron 8.500.
  • En Barcelona 1992 se repartieron 50.000.
  • En Sydney 2000 dieron 70.000…y tuvieron que encargar 000 más.
  • En Beijing 2008 regalaron 100.000 y se quedaron cortos. Además entregaron preservativos a hoteles cercanos a la Villa: 400.000 unidades en total.
  • En Londres 2012 fueron 150.000, 15 por deportista.
  • 000 en Brasil. En toda la ciudad de Río se han repartido 9 millones de preservativos.

Mark Russell, australiano medalla de oro, asegura que los juegos olímpicos son “el lugar de la tierra  más alimentado por testosterona”.  Un jugador de tenis de mesa olímpico, saco al público los secretos del “festival de sexo” y la “liberación volcánica de reprimido hedonismo” que  sucede cuando miles de atletas en la parte superior de su juego se juntan. En esta ocasión dicen que es un lugar muy tranquilo durante la competencia, pero que luego hay “demasiada” celebración, donde evidentemente se utilizan estos “preservativos olímpicos”