¿El sexo anal causa dolor?

El sexo anal o “por la puerta trasera” como suelen llamarlo algunas personas, es una modalidad en las relaciones sexuales que esta cargada de tabúes , desconocimiento y temor en algunos casos, pues muchos aseguran que implica dolor físico y en algunos casos un riesgo escatológico  que puede ser desagradable y hasta vergonzoso para las personas timidas. El sexo anal, si se realiza de la forma adecuada no causa dolor, definitivamente. Si fuera asi no sería una práctica habitual en las parejas homosexuales,  ni contaría con una cantidad muy significativa de entusiastas entre los heterosexuales, y no solamente cuando es el hombre el que penetra.

sexo-anal.jpg_1049767809

Debido a que no existe la lubricación natural del ano es necesario contar con ayuda sintética  o adicional al cuerpo, para facilitar la penetración. Pero también hay que tener en cuenta que el recto, la parte final del intestino, es un músculo contractor que posee dos válvulas destinadas a contener el paquete fecal antes de expulsarlo. Por lo tanto si el recto está contraído la penetración es dolorosa. Para una relación anal consentida y placentera es necesario que la pareja, sea cual sea su orientación, esté dispuesta y relajada, de modo que el recto no se contraiga. Por supuesto, mejor desterrar la pasión violenta en la penetración anal.

Se puede estimular el ano con caricias o con la lengua, dado que posee muchos terminales nerviosos, de modo que provoque un primer placer relajante que permita la penetración. Como en toda práctica sexual, los preámbulos son casi más importantes que la culminación. También se venden en Amazon juguetes especialmente diseñados para la estimulación y la penetración anal:consoladores, dilatadores, bolitas chinas, etc., si bien es mejor leer sus instrucciones de uso antes de ponerlos a trabajar. De nuevo, sus consumidores son tanto homosexuales como heterosexuales, puesto que muchos hombres ‘heteros’ convierten en realidad su fantasía de ser penetrados por una pareja femenina con resultados satisfactorios.