Tener sexo durante la menstruación

A la mayoría de las mujeres les cuesta mucho dejar de lado prejuicios culturales y sociales relacionados con el sexo durante la menstruación o el llamado periodo; sobre todo, porque aún se  desconoce gran parte del efecto de esta actividad corporal y sexual durante estos días. En primer lugar la excitación cambia: para algunas mujeres el olor y el exceso de humedad actúan  como un inhibidor del deseo o incluso causarles rechazo; pero para otras el aumento de estrógeno y testosterona a partir del tercer día puede ser un afrodisiaco muy potente.

destacada_sexomenstruacion_nueva

 La terapeuta sexual Laura Berman asegura que: “El sexo mientras se está menstruando puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual. Además, muchas mujeres disfrutan más de la intimidad, debido a que se da una mayor sensación de saciedad en las áreas pélvica y genital”,

Mucho cuidado con las infecciones: Y no solamente porque algunos piensen que tener intimidad en esos días sea anti-higiénico, sino que existe la presencia de otros fluidos que pueden ser dañinos. Según el portal Health & Care Information you Can Trust, esto está asociado a una mayor posibilidad de contraer VIH o alguna infección de transmisión sexual o ETS.

 Se reducen los malestares: Un estudio publicado en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, indica que la actividad sexual puede reducir, en algunos casos,  la migraña y los dolores abdominales producto del desprendimiento del endometrio.

 Sí existe la posibilidad de quedar embarazada:  Si bien no hay una ovulación, existe una excepción y esto es en el caso de los ciclos menstruales que duran 21 a 24 días; pues si tienes intimidad hacia final del periodo los espermatozoides pueden permanecer en tu vagina por casi 5 días, lo que puede ocasionar un eventual embarazo.

  Menos necesidad de lubricación: Es muy evidente, pues cada descarga durante la menstruación incrementa la humedad de la cavidad vaginal.

 Disminuye tus días de periodo: Parece  increíble, pero no lo es, ya que las contracciones del orgasmo estimulan y aumentan las descargas de fluido lo que facilita la limpieza interna de tu cuerpo.

Los siguientes métodos  te garantizaran higiene placer, en el momento que decidas tener relaciones sexuales con tu pareja, en los días de tu menstruación:

Esponjas vaginales: Son  pequeñas esponjas que se vende en farmacias y cuyo uso, impregnada de espermicida, suele ser como anticonceptivo, pero en este caso también se usa para retener el flujo sexual y tener relaciones sexuales. Éste es igual de recomendable que un tampón, señala Eduardo García, ginecólogo y directo del Instituto Médico EGR.

Condon femenino: Es una funda de plástico que se usa durante las relaciones sexuales para prevenir embarazos y reducir el riesgo de enfermedades de transmisión sexual. Tiene aros flexibles en cada punta y justo antes de una relación sexual vaginal, debes  introducirlo profundamente dentro de la vagina. El aro del extremo cerrado sostiene la funda en la vagina. El aro del extremo abierto permanece fuera del orificio vaginal durante la relación sexual.

Esponja de mar: Según las indicaciones de la sexóloga Paz Sirvent, para este método lo que debes hacer es cortar a la medida la esponja marina, humedecerla  e insertarla. Es importante que la ates con un hilo para una cómoda y fácil extracción.