“PEARLING”: perlas en tu pene

El “Pearling” es desconocido para muchas personas, pero  no es  una práctica nueva. Japón, con su actitud amplia y sorprendente hacia la sexualidad, fue donde se originó esta bizarra tendencia. Supuestamente los miembros de la mafia nipona Yakuza agregan una perla a sus penes por cada año que pasan en prisión, y en Filipinas los marineros lo hacen también. Actualmente se ha vuelto común entre los hombres jóvenes, sobre todo en los militares, marinos y convictos. Actualmente  algunos hombres deciden insertar las perlas para la satisfacción sexual.

cucumber-piercing1

Hacen una incisión en sus penes –o acuden a otros para que lo hagan– e insertan una perla de plástico o metal dentro. El procedimiento también es conocido como pesca de perlas y viene a ser una forma de modificación corporal similar a la inserción de un implante subdérmico,  para alarma de los médicos la cirugía se realiza generalmente en el hogar y sin las precauciones de higiene adecuadas. Los médicos alertan y advierten de los riesgos de esta práctica sexual

Algunos aseguran que el pearling hace que el sexo sea más intenso,  generando más fricción en el clítoris. Aparentemente también funciona en el sexo anal, es por eso que se ha vuelto una práctica popular en las prisiones norteamericanas.

Además de ser extremadamente doloroso, el pearling también puede causar una gran cantidad de problemas. Un chico de 19 años que accidentalmente cortó la superficie de su pene con una navaja intentando llevar a cabo el procedimiento terminó en el hospital con un hematoma, de acuerdo con un reporte en el International Journal of Emergency Medicine. El informe agrega que esta práctica puede causar abscesos en el pene, dolor durante la erección y formación de cicatrices –lo cual genera dolor crónico y disfunción eréctil.

Las consecuencias son peores cuando se lleva a cabo en un ambiente que no es higiénico ya que puede causar infecciones. Pero, aún si se realiza en un quirófano, recomiendan que es mejor dejar las cosas al natural, como asegura el experto en salud sexual, Dr. Tobías Köhler de SIU Healthcare en Illinois. “Yo recomendaría evitar esta práctica porque, aun cuando se realiza con técnicas perfectamente higiénicas, siempre hay riesgo de infección o de que algo salga mal”

La tendencia hacia las prácticas sexuales inusuales o” raras” es cada vez más frecuente en países como Cuba, Australia y Filipinas.