Posiciones tántricas para intensificar tu encuentro sexual

Les describimos algunas de las posturas sexuales clásicas, que se adoptan durante el ritual del Maithuna (es un término sánscrito utilizado en el tantra para denominar la unión sexual en un contexto ritual).

el-sexo-tantrico-incluye-el-uso-de-marihuana-en-sus-rituales-de-meditacion-3613_xl

LA MUJER ARRIBA: Te sientas sobre el varón y pasas las piernas por detrás de la espalda de él. Esta posición facilita que Shakti (la diosa mujer) permanezca activa y sea la que dirige el ritmo, previniendo así los movimientos bruscos que suelen desencadenarse cuando es el hombre quien tiene el control sobre la actividad. Por otro lado facilita el orgasmo femenino. Permite que el hombre pueda estar receptivo, soltarse y entregarse plenamente a las sensaciones. Para llegar al éxtasis el hombre debe permanecer mucho tiempo unido a Shakti, impregnarse de su energía magnética, hasta que la divina vibración lo invada.

LA ALINEACION PERFECTA: La mujer se tumba sobre el hombre, con las piernas abiertas para facilitar la penetración. Una vez que el pene está bien insertado, ella aprieta las piernas para que los cuerpos de la pareja se superpongan en una alineación perfecta. La mujer puede entonces comenzar la estimulación frotando su cuerpo lateralmente y horizontalmente contra el de su pareja.

LA TIJERA: Ambos miembros de la pareja se acuestan boca arriba, con la pierna derecha de uno cruzada una sobre la izquierda de la otra y viceversa. Las piernas pueden estar apoyadas sobre el suelo o la cama. Es importante la relajación profunda que se logra y la expansión de la vibración a través de la contracción genital. Otra variante es que las piernas están en esta posición, pero ambos están sentados, la mujer sobre el hombre.

LA CUCHARA: La mujer esta acostada sobre un costado; delante esta su compañero que la penetra por detrás y mientras, puede acariciar sus pechos y otras partes de su cuerpo como el cuello, vientre y labios. También ella pude girar su cabeza y besarlo en la boca.

EL COLUMPIO: La mujer está sentada de espaldas sobre el hombre, controlando la profundidad de la penetración y el ritmo de la misma.

EL MOLINO: El movimiento de la mujer, sentada sobre su compañero, es de girar alrededor de su pareja, usando el pene como un eje central.

LA POSICION DEL ANDROMACA: El hombre esta tumbado sobre la espalda y su pareja se posiciona encima de él, en cuclillas, con el busto completamente erguido.