Bukkake: eyacular con sexo grupal

Existe un relato – con visos verosímiles – que se encuentra entre la historia y la leyenda; que dice la soberana egipcia Cleopatra convoco a 100 oficiales romanos a un espléndido banquete, donde fueron gentilmente atendidos –oralmente- por la real anfitriona; para luego estos centuriones eyacular en una gran copa de oro, que fue bebida por la soberana del Nilo hasta su última gota.

captura

Al parecer, estos fueron los preliminares de lo que crearon los directores porno japoneses, que hoy en día se conoce como Bukakke: una tendencia o genero del cine porno que implica sexo grupal y donde varios hombres eyaculan sobre el cuerpo, la cara o la boca de una persona; que puede ser hombre o mujer, y esta persona bebe estos fluidos seminales depositados en una copa o vaso. Tal parece que se origino como tal en el Japón Imperial del siglo VII antes de Cristo, donde castigaban a las mujeres infieles con esta práctica humillante, con la que “intentaban” limpiar la hombría del hombre afectado.

Bukkake, viene a ser una palabra derivada del sustantivo del verbo bukkakeru, que traduce arrojar agua, verter, regar o salpicar un líquido. En los años 90 surgió una tendencia en algunos directores porno de Japón que fue designada con este término e incluía escenas de sexo grupal donde varios nipones descargaban su semen en el cuerpo y rostro de las mujeres.

captura-2

El Bukkake salió de Japón y se hizo un tanto popular en otros países, entre ellos España, donde un cineasta conocido como Torbe (Ignacio Allende Fernández) lo ha desarrollado a lo largo de más de 10 años atraviesa de una páginas que posee llamada putalocura.com, con la cual ha logrado muchísimas descargadas con 131 bukkakes que ha filmado hasta ahora, en los cuales han participado unas 70 chicas e innumerables hombres.

“Mira, los bukkakes de Putalocura son todo ventajas: venir a que te la chupen es completamente gratis, pero es muy importante no pajearte en unos días para echar una buena leche y que la protagonista disfrute. Son actrices porno al alcance de los mortales, ¿qué más puedes pedir?” De esta forma se expresa acerca de la participación masiva del género masculino interesado.

Hace un tiempo los participantes pagaban 20 euros, en oportunidades es gratis y los requisitos exigidos se resumen en: examen médico de enfermedades venéreas y VIH, su número de teléfono y una fotocopia de su documento de identidad, para llevar un registro de la salud de los participantes en esta situación que el director español la define como “limpia”