Mis primeras experiencias con el sexo anal

“Aunque siempre mi pareja y yo nos hacemos enemas compartidos como preludio erótico para el sexo anal, prefiero hacérmelo sola, de modo que pueda convertir la experiencia en una meditación a fin de prepararme mentalmente para esta clase especial de intimidad. Con el tiempo aprendí que era mejor limpiar mi recto unas 2 horas antes del sexo anal. De otro modo mi “capullito” estaría demasiado sensible a la estimulación excesiva. Además, justo después de un enema, parte del agua puede quedar adentro y escurrir durante el sexo anal. Una vez, un poco de agua de enema combinada con semen se me salió una hora después de que tuvimos sexo anal y estábamos cenando en un restaurant. La espera te ayuda a eliminar estas posibilidades”.

sexoanal

“Mejor que un enema es cuando evacuo completo con heces firmes. En estos casos, el simple hecho de lavarme el capullito y meterme el dedo es suficiente preparación. La materia fecal residual dentro del recto provocara una desagradable sensación de ardor, así como una sensación espesa y lenta en el pene. La primera vez que mi pareja y yo tuvimos sexo anal y yo estaba limpiecita…el comenzó con la lengua. A pesar de este trato especial, aun sentía una sensación de ardor en cuanto empezó a penetrarme con su pene bien aceitado”.

“Él se detenía para permitirme respirar y relajarme. En un momento cuando el capullo dejo de estar tenso y nervioso y coopero, su pene de 17 cms entro deslizándose tan suave como la seda. La sensación fue como siempre sumamente erótica. Luego se detuvo mientras el capullo se acostumbraba a tener un visitante. Con un vibrador en mi clítoris, además de sus fluidos movimientos y sus manos aceitadas acariciando mi trasero invadido, el orgasmo que tuve fue algo de lo que en definitiva vale la pena escribir”.

“Luego de varios meses de práctica, empecé a dominar las habilidades necesarias que me permitían disfrutar todos los aspectos de las buenas relaciones anales. Cuando estoy de rodillas en la orilla de la cama, en la posición rodilla y pecho, con mi trasero totalmente expuesto, saber que me van a penetrar por el ano me excita mucho”.