Sex Story: un comic francés

Philippe Brenot es el autor de un comic francés que ha causado polémica en Inglaterra y Francia, se llama “Sex Story” y cuenta la historia del sexo, tomando como puntos de vista la antropología y la sexología. El autor plantea que el amor y el sexo, se ha desarrollado – cronológicamente – en 3 etapas y según sus propias palabras son estas:

cleo2-768x912

“La mundialización del amor surge alrededor de 1930 con el cine, que popularizó los besos. Antes la gente no se besaba tanto en la boca y hay etnias, como los japoneses o esquimales, que no lo hacían nunca. Los años 70 asistieron a la mundialización de la libertad sexual para las mujeres y los homosexuales -los hombres siempre gozaron de este privilegio- y, actualmente, vivimos la mundialización del porno, que ha cambiado el comportamiento sexual de la gente, creando un modelo complicado, no natural y que puede ser muy frustrante”.

Laetitia Coryn, una ilustradora francesa, se encarga de los dibujos que complementan la historia que narra un poco la parte erótica de la humanidad. Según parece el resultado es divertido, pero a la vez es científico y antropológico; sustentado en investigaciones y estudios del Brenot, el autor.

“Las estadísticas dicen que son opciones aún muy minoritarias, aptas para muy pocos y con el peligro de que el sexo se convierta en moneda de cambio. Si hay alguna posibilidad de salvar a la pareja, está deberá venir de la educación sexual y la comprensión del funcionamiento de la sexualidad”.

Philipp Brenot es antropólogo, psiquiatra y director de Sexología y Sexualidad Humana en la Universidad Descartes de Paris. Y opina al respecto de esta forma:

“generalmente ha habido dos puntos de vista sobre el sexo: el de los sexólogos y el de los antropólogos. Lo nuevo de este libro es que integra ambos, la doble influencia de la biología y psicología, por un lado; y la sociedad por otro, en el comportamiento sexual de los individuos”. Así, a lo largo de la historia se alternan periodos de mayor o menor libertad sexual. “La antigüedad se organizó en base a la dominación masculina. Estaban los seres superiores, los que podían penetrar, y los inferiores que no podían y aquí se englobaba a mujeres, esclavos y homosexuales. Aristóteles lo dijo, y el problema es que este pensador fue escuchado en España y Francia hasta finales del siglo XVIII. Antes no había, por lo tanto, homosexuales o heteros, sino seres superiores e inferiores”.

“me imagino un futuro en el que la homosexualidad esté ya despenalizada en todo el mundo. Se conozca más sobre la sexualidad y se desarrolle el autoerotismo, el sexo consigo mismo, que es muy importante. Habrá máquinas, robots y aparatos que aumentarán el placer y las sensaciones. Y espero que la gente, que hoy está más volcada en el sexo puro y duro, derive más a una sexualidad social, a un sexo más sensual”.