Jugar a que tu pareja es ciega

La vista es un elemento erótico muy importante. Sin embargo, a veces se vuelve en contra de nuestro cuerpo al sentirnos observados, especialmente en el caso de las mujeres. Sienten vergüenza de que el otro las vea, se perciben inadecuadas, gordas, pequeñas, celulíticas y prietas y hasta con un cuerpo deforme, comparado con los que se ven en las portadas de las revistas que ofrecen el prototipo de la mujer perfecta. Y el pudor se transforma en una huida de la libido, sin disfrutar de las delicias del sexo, ni siquiera porque tu amante lo desprecie, sino porque de una forma paranoica se sienten juzgadas, comparadas y observadas.

images

La misión de este juego es liberar el sentido de la vista. Es conveniente que te pongas de acuerdo con tu pareja para llevarlo a cabo, pues su papel es fundamental en este caso y deberá ser cómplice al máximo. Aquí está representado en femenino, pero se puede realizar igualito al revés; es decir, ser tú la ciega y que él se permita hacer el amor desnudo con toda su espontaneidad.

La mecánica del juego es que tu pareja será ciego en esta oportunidad, y de hecho debe tener sus ojos cerrados todo el tiempo que estén juntos. Debe ser un compromiso serio y formal entre ambos, pues no se valen trampas en este divertimento erótico. Si prefieres se puede colocar una máscara sobre los ojos, pero es mejor al natural…con los parpados cerrados.

Sea como sea, puedes desnudarte como nunca lo hiciste…como nunca te atreviste, por el temor a ser vistas tus imperfecciones. Puedes adoptar todas las posturas a las que no te atrevías: él no te ve, solo te siente. Desata tu libido, la comodidad de tu cuerpo libre, de tu fantasía no sojuzgada, haz lo nunca antes hiciste, contigo y con tu hombre.

Es muy probable que con este juego descubras en ti a una amante tremenda que habitaba en tu interior y guardaba silencio por culpa de la vista. El resultado no será solamente para hoy, pues te servirá para mañana; aunque tus ojos o los del vuelvan a  estar abiertos. Lo que descubriste en plena libertad de ser es para siempre, pues se trata de un juego que se “re edita” a todo plazo, largo o corto. Liberarte de las condicionantes visuales te hará casi ser “otra persona”, por lo que debes disfrutarlo a plenitud.