Masturbarse en el mundo

Nueva York vuelve a sorprender y a crear polémica, esta vez La Gran Manzana ha dado permiso a la compañía de juguetes eróticos Hot Octopus para que instale cabinas – una especie de locutorios – donde los hombres neoyorkinos puedan liberar “estrés laboral” nada más y nada menos que masturbándose. Las “escandalosas” cabinas se llaman GuyFi y están dotadas de un ordenador y wifi gratuito, además de una silla y una cortina, esto para mantener la privacidad.

guyfii-1024x589

Hot Octopussy alega para esta instalación que “estudios científicos amparan los beneficios de la masturbación para liberar estrés” Y aseguran que sondeos nacionales han revelado que entre un 30 y 40 % de hombres admiten haberse masturbado en el trabajo. Esto ha causado sorpresa y estupor, pues muchos estados sostienen una rigidez legislativa que regula y en algunos estados pena, lograr el placer sexual en solitario.

El Herald Tribune publico que el estado de Texas ilegalizo algunas formas de masturbación masculina y solo hace excepción en los casos de donadores de esperma. El contraste sorprende por cuanto que dentro de un mismo país, las leyes se contradigan; pero así son los seres humanos y su legislación. 20 años de cárcel es la pena en el estado de Florida, para el sexo oral “in fraganti” y en 2009 el estado de Alabama sorprendió con una sentencia insólita que afecto directamente a los usuarios aficionados a los vibradores, pues prohibió la venta “de cualquier dispositivo diseñado principalmente para la estimulación de los órganos genitales humanos”.

  • Las conductas sexuales y todo lo que tiene que ver con el sexo y la sexualidad, dependen siempre de la cultura del país donde la persona reside. Y estas cabinas Guy Fi lo comprueban.
  • En Brasil se rompió el tabú referente a la masturbación femenina, desde hace mucho tiempo cuando Ana Catarían Bezerra abogo por el onanismo en el horario laboral, y argumento que sufría de una extraña enfermedad que la obligaba a masturbarse ¡18 veces al día! Por lo que el estado Brasilero permitió masturbarse – desde 2011 – en horario laboral, siempre que no exceda de los 15 minutos cada 2 horas.
  • En Suecia, un tribunal del distrito de Soertorn, absolvió a un hombre de 65 años acusado de “agresión sexual” por masturbarse en una playa de Estocolmo. Según “la justicia” para que el acto fuese delito debía masturbarse en dirección a una o más personas.
  • En Araba Saudí, condenaron a un maestro a 300 latigazos y 3 años de cárcel porque aseguro que la masturbación estaba permitida en el Islam.
  • En Indonesia, practicar el onanismo (según el caso) está penalizado con la muerte por decapitación y la regulación del país asiático dictamina que: “Que quien se masturbe deliberada y explícitamente incurre en una pena máxima de 2 años y 8 meses de cárcel”.