Los hombres de Uganda necesitan preservativos más grandes

El tamaño del pene de un hombre es un tema de nunca “acabar”. Para la mayoría de los hombres más que ser una inquietud, puede volverse un problema…Un conflicto! Persiste la idea de que es más importante “cantidad que calidad” Y en esto la mayoría de las mujeres – y los hombres si se trata de un gay – parece que nunca llegan a un acuerdo.

descarga

 Todas las personas, mujeres y hombres, desean y sueñan con uno “longo & grosso” y se afanan por conseguirlo. Parece ser que en África, en Uganda específicamente, los hombres están excepcionalmente bien dotados…Tanto que se han quejado de que los preservativos o condones de tamaño normal, son de un tamaño pequeño para ellos, no sirven o se rompen.

El malestar ha llegado a materializarse en numerosas quejas que han llegado hasta los legisladores del país de África oriental, y luego de la sorpresa inicial han decidido tomar cartas en el asunto. El Comité Parlamentario para VIH / SIDA asumió la responsabilidad y desde hace tiempo están tratando que solventar el “polémico asunto”.

El sida ha hecho estragos en Uganda causando la muerte de unas 80.000 personas todos los años. Más de 1,8 millones de personas viven actualmente en Uganda con el virus del VIH, y pasan de un millón de niños los que quedan huérfanos, después de que sus padres mueren de sida.

El Comité Parlamentario para VIH/SIDA, insiste en que un solo tamaño no es adecuado para todos, y en  giras por las zonas más afectadas por el virus comprobaron que hay regiones donde no llegan nunca y de ningún tamaño.

El diputado Tom Aza, uno de los preocupados por la situación, asegura que el problema reside en que los hombres de Uganda  (en su mayoría) “tienen órganos sexuales más grandes y por lo tanto deberían recibir preservativos más grandes”

Merard Bitekyerezo , uno de los integrantes del comité parlamentario afirma que: “Algunos jóvenes se quejan de que los condones que reciben son muy cortos, sus órganos no caben en ellos”.

Sarah Netalisile, otra de las parlamentarias que analiza esta situación asegura  que el problema del tamaño del pene promedio de los hombres ugandeses esta “exponiendo a nuestros hombres y mujeres más jóvenes, y a todos los que utilizan preservativos, a contraer VIH y sida”.

Cuando se trata de la acción, cuando tienen actividad sexual, naturalmente con la presión explota” es una de las más sorprendentes declaraciones al respecto.