¿Sabes si padeces de fobias sexuales?

Son miedos irracionales que manifiestan algunas personas, a situaciones o temas relacionados con la sexualidad y el contacto físico íntimo. Muchas veces la persona afectada no se da cuenta de que no hay una amenaza real, sino mental. La sensación va mucho más allá del miedo y a veces crea momentos de bloqueo total. Usualmente genera una frustración muy acentuada en quien padece una fobia, y finalmente se ve imposibilitado de desahogar la tensión sexual, creada por las necesidades de  su cuerpo. Estas son las más comunes:

th
Genofobia:

Aunque te parezca increíble, hay personas que le tienen miedo o fobia al sexo. Usualmente sufren bloqueos terribles en momentos que deberían se agradables y sensuales. Al parecer es más común de lo que parece.

Gimnofobia:

Miedo a la desnudez de otras personas y aun a la propia. Tienden a comparar los cuerpos que rodean a la persona con el suyo o con los cuerpos que idealizan en su mente.

Agrafobia:

Es la fobia o el miedo a ser víctima de una violación o abuso sexual. Generalmente lo padecen quienes han sufrido de este tipo de violencia o abusos en determinado momento de su vida, o lo han presenciado muy de cerca, aunque no siempre  es el caso.

Vaginismo:
Es el pánico que sienten algunas mujeres  a ser penetradas. A veces desarrollan este miedo hasta el punto que se les hace imposible colocarse un tampón o ir a la consulta o chequeo con el ginecólogo.

Falofobia: La versión femenina de la eurotofobia es la falofobia, el pánico por el pene masculino: en algunos casos ni siquiera verlo, y mucho menos tocarlo o acariciarlo.

Venustrafobia:
Es la fobia que tienen algunos hombres – se expresa con nervios incontrolables – a las mujeres  muy hermosas y sensuales. Enfrentarse a una mujer bella es más que un dolor de cabeza y por supuesto le causa muchísimos problemas para relacionarse socialmente y más aún para lograr una relación sexual.

Erotofobia:
La sufren las personas cuyo miedo consiste en hablar de temas eróticos o la sexualidad, es un trauma muy conflictivo al que se  enfrenta en ese tipo de conversaciones y no tiene que ver con la vergüenza o la timidez.

Medolmacufobia:
Se trata de la fobia de tipo sexual más común entre los hombres: el pánico ante la idea de perder la erección en un encuentro íntimo.

Eurotofobia:
Otra de las fobias masculinas más comunes es el miedo a los genitales femeninos, tanto que los paraliza y bloquea y esto les imposibilita  llegar a más en cualquier relación que comiencen.

Fetichismo:
Es la práctica sexual (más común de lo que se piensa) que implica o requiere el uso de artículos o accesorios  como ropa, vestuario especial (tipo disfraz) o juguetes sexuales para lograr la excitación plena y el placer sexual. No se considera como fobia, hasta que llega a la obsesión o compulsión.

Si te identificas con algunas de estas fobias, de una manera preocupante, te recomendamos acercarte  a un especialista, psicólogo o sexólogo; para identificar las causas del problema y conseguir las soluciones adecuadas según cada caso. Recuerda siempre la importancia de utilizar  condón para prevenir infecciones de transmisión sexual (ETS), VIH y ZIKA.