Kandapara: un burdel en Bangladesh / Fotografías de Sandra Hoyn

Tangall es el distrito de Bangladesh donde se encuentra un burdel legendario y sórdido llamado Kandapara, cuyo edificio original fue demolido en el año 2014, pero volvió a surgir inmediatamente el comercio sexual, por la necesidad económica de las trabajadoras sexuales de la zona.

sandra_hoyn_burdel_bangladesh_2

Bangladesh es uno de los poquísimos países musulmanes donde la prostitución está legalizada. Es un lugar amurallado y en él se han levantado generaciones tras generaciones de prostitutas, a lo largo de más de 200 años. Luego de su demolición, la asociación de Mujeres Abogados de Bangladesh lucho tenazmente, para que todas estas 700 mujeres, en condición de pobreza extrema, pudieran regresar a sus casas.

sandra_hoyn_burdel_bangladesh_

En Kandapara hay jerarquías sociales y la presencia femenina se jerarquiza en función de la antigüedad de cada trabajadora sexual y esto se traduce en algunos derechos y deberes. Las “chicas garantizadas” son niñas prostitutas que tienen entre los 12 y 14 años, que no se pueden negar al requerimiento de ningún cliente. Estas “niñas” le pertenecen a otra mujer, una especie de madame, que no les permite salir del burdel e incluso les prohíbe manejar dinero. Usualmente estas niñas están en esta terrible situación por deudas contraídas por sus padres y hasta tanto no sea saldada dicha deuda, no logran su libertad y su posterior independencia laboral.

sandra_hoyn_burdel_bangladesh_4

Sandra Hoyn, una fotoperiodista,  visitó Kandapara para documentar con imágenes  la vida en el interior del burdel. Sus fotografías cuentan las tristes  historias de prostitutas que provienen de familias muy pobres, marginadas y desestructuradas, casi siempre nacidas dentro del prostíbulo y la sociedad, por regla general, las condena por su pasado, por lo que muchas de estas mujeres optan por quedarse en el burdel.

sandra_hoyn_burdel_bangladesh_3

sandra_hoyn_burdel_bangladesh_8