Snctm: lujuria y sexo de alto perfil

‘Eyes Wide Shut’, la célebre y escabrosa película de Stanley Kubrick, parece haber inspirado a Damon Lawner, el creador y fundador de Snctm (lo pronuncian Sanctum) una fiesta sexual híper elitista que surgió en Los Ángeles hace unos 5 años, y ahora debuta en un hotel 5 estrellas del Dowtown neoyorquino. New York da para todo y todos y con Snctm parece que lo corrobora.

sntcm-3

“Quería llevar la experiencia a tantas ciudades como fuera posible” comenta su creador con respecto a la salida de su ciudad sede. “Esto no va sobre sexo. Aquí, por supuesto, se folla mucho. También a mí me encanta el sexo. Pero esto va sobre hablar, sobre nuestra esencia como individuos y seres libres, para explorar todo esto juntos. Porque el sexo es una cosa sencilla. La gente lo puede hasta comprar”.

Solo 100 afortunados neoyorkinos tuvieron acceso a la suite presidencial del hotel, el pasado 1 de Abril. El morbo y el secreto forman parte de la celebración, donde los invitados acuden con elaboradas mascaras que disimulan u ocultan sus facciones, pues los que asisten son muy famosos y muy ricos, por supuesto: la entrada al festín – una especie de orgia – por la que los hombres deben pagar para acceder 1.875 $. Si aparecen acompañados de una dama, el costo se reduce a 1.500, todo sea por celebrar la vida y los “sentidos”

sntcm-1

“En Los Ángeles somos más frívolos, ya que allí llevamos más de cinco años”. “Nueva York es diferente” señala Lawner. “Aquí hay gente que viene de todas partes del mundo”.

La fiesta incluye sexo…mucho sexo por todos los rincones. Las mujeres deambulan en sugerente lencería, jacuzzis de cristal gigantes, látigos, cuero y corpiños para los amantes del Bondage. A los hombres se les exige asistir de esmoquin y corbata y las mujeres concurren con indumentaria fetichista o ropa íntima que no deja nada a la imaginación. “La principal directiva de nuestra omnipresente vigilancia es asegurarnos que todas las damas sean tan libres y abiertas como deseen, sin temor alguno. Siempre hay que preguntar antes de tocar. Es nuestra regla de oro”, asegura el organizador.

“Mi mayor fantasía sexual es muy simple. No os lo vais a creer, pero mi sueño es el amor verdadero. No sé si se puede realizar, pero creo que es el último lujo. Si puedes encontrar a la persona correcta y el amor auténtico, no puede existir nada mejor” dice contradictoriamente Lawner.Y añade: “Es hermoso y posible tener relaciones sexuales para toda la vida entre dos amantes monógamos. Al final, esta podría ser la mejor resolución que una pareja que llega a Snctm podría tomar. Para otros se trata de satisfacer cada fantasía al máximo durante una noche. Ningún camino está equivocado. La decisión siempre estará en sus manos”.