Sequedad en la zona intima femenina

La sequedad vaginal ocurre como consecuencia de una disminución de los fluidos vaginales. Los síntomas pueden ser quemazón en la zona genital, sensación de irritación, picazón, dolor al mantener relaciones sexuales y también un aumento de las ganas de orinar.

th (4)

La menopausia es la etapa que más afecta a las mujeres que tienen entre 45 y 60 años y aproximadamente un 44 % de ellas durante este periodo padece de sequedad vaginal en algún grado más o menos intenso. Esto sucede porque en esa etapa se da una reducción de estrógeno, una hormona que está muy involucrada en la lubricación de esa zona y su descenso favorece esta situación.

Algunas mujeres también pueden sufrirla antes de este periodo. Suelen causarlo, por ejemplo: una infección vaginal o vivir situaciones de gran estrés. A veces, cuando se siguen dietas m uy estrictas puede aparecer la sequedad vaginal. Por otra parte el aumento de glucosa en la sangre – en el caso de las mujeres que sufren de diabetes – puede afectar esta zona y provocar resequedad.

El abuso de los productos de aseo intimo que son muy secantes, pueden causar irritación y como consecuencia generar sequedad. Se debe evitar el uso de los talcos, el papel higiénico perfumado y cualquier tipo de aceites o espuma de baño que contenga fragancia, porque pueden irritar la vagina. En cuanto a las compresas o protectores, es aconsejable que contengan sustancias emolientes e hidratantes como el aloe vera.

Muchas mujeres se preguntan si existe una relación entre la sequedad vaginal y la sexualidad o las relaciones sexuales y si existe, pues la falta de hidratación en la zona íntima puede repercutir en tu capacidad para mantener relaciones sexuales y disfrutar de las mismas. Pero, por otra parte, la falta de estimulación, excitación o deseo puede influir en los niveles de hidratación, lo que a su vez puede causar tensión, ansiedad y dolor. Además, mantener relaciones sexuales sin una hidratación adecuada de forma continuada puede incrementar el dolor.

Dejar el uso del talco y evitar el alcohol es esencial, puesto que disminuye los estrógenos. Debes tomar agua en abundancia, pues favorece mucho la hidratación y aumenta los fluidos corporales. Hay ciertos fármacos que la empeoran. Debes tener precaución con los anticonceptivos, antidepresivos y antihistamínicos, que son muy usados por las mujeres que padecen de alergias. En cualquiera de los casos debes consultar a un especialista.