El Su Nu King y sus 3 maneras de evitar la eyaculación

Su Nu King es un texto clásico de la sexología taoísta y es más conocido como el Tao de la Sexualidad. Los chinos aseveran­ que la sexualidad puede ser fuente de  diversas patologías y para la Medicina tradicional China una de las etiologías (o causas) de las enfermedades son justamente las relaciones sexuales inadecuadas o incorrectas. La sexualidad para la China milenaria era una parte del orden universal y nunca la relacionaron al pecado, ni mucho menos a la culpa.

Captura

Algunos estudiosos aseguran que esta actitud hacia la sexualidad explica, junto a la falta de represión, porque para ellos la vida sexual fuese sana y sin patologías. La actitud y posición ante la sexualidad de los taoístas chinos era netamente respetuosa, pero clara. La sexualidad era algo normal e incluso un elemento fundamental para perfeccionarse y el adepto al taoísmo debía y tenía que conocerla y controlarla para acceder al conocimiento corporal y universal.

Los textos conocidos como los clásicos taoístas sexuales constan de 4 obras y el anexo de una de ellas:

  1. Su Nu King
  2. Su Nu Fang
  3. Yu Fang Mi Jue
  4. Yu Fang Zhi Yao (anexo del anterior) y
  5. Dong Xuan Zi.

Sus orígenes históricos son  muy obscuros e imprecisos con respecto a su data: las primeras referencias se encuentran en el siglo V de nuestra era, pero es muy probable que el texto original sea muy anterior a esta fecha.

Su Nu King, en sus planteamientos básicos, asegura que LA EYACULACIÓN, YA SEA lograda mediante LA MASTURBACIÓN O EN EL SEXO, DRENA LA ENERGÍA VITAL DEL HOMBRE.

Y destacan que dejar de eyacular no es lo mismo que dejar de tener orgasmos.

En pocas palabras, prescriben la retención del semen (para no desperdiciar la energía vital y procreadora) y ofrece tres maneras de evitar la eyaculación:

  1. -La primera es la más conocida y consiste en retirar el pene – llamado “tallo de jade”– aún erecto antes de eyacular. (Aunque esto pueda parecer insatisfactorio para una sexualidad orgasmo céntrica, en la práctica del día a día, resulta una forma de conseguir un placer y un bienestar más duraderos).
  2. -Consiste en bloquear la zona del perineo (entre el escroto y el ano, el músculo que se utiliza para detener la orina), con el fin de retener el semen e incluso reabsorberlo. Al reabsorberlo los taoístas aseguran que se convierte en una especie de elixir.
  3. -La tercera es realizar una respiración alquímica que recircula la energía que desciende hacia arriba. Según el Tao es similar a la llamada “respiración de la órbita celeste” y es necesaria la instrucción de un maestro especializado).