Eyacular para prevenir el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es un trastorno físico de la salud que usualmente aparece en los hombres a partir de los 40 años y causa un nivel de mortandad bastante alto. Esta enfermedad  ha puesto en alerta a médicos y especialistas de todo el mundo. De esta búsqueda constante y esfuerzos de investigación, los últimos estudios coinciden en sus resultados y determinan que eyacular frecuentemente durante las relaciones sexuales, el sueño húmedo o la masturbación, puede reducir el riesgo de cáncer de próstata en algunos hombres.

images

Luego de monitorear a 32.000 hombres en un periodo que abarco los años 1992 y 2010, se observó que los hombres participantes que eyacularon al menos 21 veces al mes durante los 20 años transcurridos, reducían en un 19% las probabilidades de desarrollar cáncer de próstata, con respecto a los que eyacularon menos de 7 veces al mes. Para los adultos mayores que tienen más de 40 años, las noticias son mejores aun: la eyaculación regular reduce el riesgo en un 22%.

Jennifer Ríder, una de los autores principales  del estudio afirma que: “Los resultados del estudio sugieren que la eyaculación y la actividad sexual durante la edad adulta podrían ser una estrategia beneficiosa para reducir las probabilidades de padecer cáncer de próstata”.

Australia fue el país que acogió un estudio anterior a este, en el que participaron un universo de 2.338 hombres, en donde  encontraron que los hombres que eyaculaban una media de 4,6 veces a la semana reducían en un 36% las posibilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata, antes de cumplir los 70 años respecto a los hombres que afirmaban eyacular menos de 2,3 veces por semana. Esta relación o conexión aun está en fase de confirmación absoluta, y lo que sugieren los resultados es que: “hay una relación directa entre el número de eyaculaciones y el riesgo de sufrir este tipo de enfermedad”

La frecuencia de la eyaculación es, en cierta forma, un indicativo del estado de salud general de los hombres. Aquellos que afirmaron tener un menor número de eyaculaciones (de 0 a 3 por semana) también mostraban más probabilidades de sufrir otros problemas médicos o fallecer prematuramente por culpa de otras causas ajenas al cáncer de próstata “afirma contundente la Dra. Rider.

Estos estudios plantean una relación directa entre una mejor salud y eyacular más. El reto está en que compruebes esta curiosa teoría por ti mismo.