Lo que debes y no debes hacer con un juguete sexual

 

LO QUE DEBES HACER

varios-juguetes-sexuales

  • Lavarlos muy bien antes de usarlos y reutilizarlos

Los juguetes sexuales son muy versátiles y entretenidos, pero pueden contagiar enfermedades de transmisión sexual fácilmente, al compartirse o reutilizarse. Evítalo  lavándolo muy bien antes y después de usarlo con un jabón antibacterial y agua, si te es posible esterilizándolo e incluso usando un condón sobre él.

  • Poner mucha atención en el material del juguete

Los juguetes de hule y PVC son los más baratos, pero suelen tener más riesgo pues en sus poros pueden crecer bacterias, hongos o residuos de fluidos, si no se esterilizan bien. Los de silicón y vidrio, como no son porosos suelen ser más seguros. Los de vidrio se han vuelto populares porque son fáciles de lavar y se pueden calentar o enfriar rápido para agregar algunas sensaciones eróticas al encuentro.

  • Mucho cuidado con los ftalatos

Los  juguetes sexuales tienen diversas cantidades de ftalatos – sustancias ablandadoras (con aroma hule). Se ha comprobado que son potencialmente carcinogénicos y dañinos para la actividad reproductiva, por lo que es esencial que antes de comprar tu juguete sexual, revisar muy bien en el empaque el contenido de ftalatos.

  • Elige el lubricante adecuado

Los juguetes suelen ser usados para la penetración, y se recomienda siempre tener un buen lubricante a mano para la relación fluya. Pero elegir el correcto es tan importante como elegir el juguete. Cuando uses juguetes de silicón, es mejor usar los que están hechos en  base agua, pues los de base silicón pueden dañar los juguetes de silicón.

  • LO QUE NO DEBES HACER

 

  • COMPARTIR CON CUALQUIEra

No es recomendable compartir juguetes sexuales con otros (aún en los genitales                  de tu pareja después de usarlo tú y viceversa) pues puede ser la mejor forma de contraer ETS y otros problemas diversos. Compartir tu juguete sexual con un desconocido o con cualquier pareja ocasional puede ser un riesgo muy grande en el sexo casual o amores de una noche. Por lo que es muy importante recordarte limpiarlos antes de compartir, ¡y nunca lo compartas si no te inspira confianza!

  • ELEGIR UN JUGUETE CON UN SOLO RANGO DE VIBRACIÓN

Los vibradores están considerados como los mejores juguetes. Pero es importante saber cuánta vibración aguanta o disfruta tu cuerpo. Siempre es mejor elegir vibradores con un rango amplio de modos de vibración, así tú lo puedes ajustar con menor o mayor vibración según lo necesites.

  • NO TOMAR EN CUENTA SU ANCHURA

Es muy importante analizar el ancho de tu juguete sexual. Especialmente si se trata de un tapón anal o de un dildo, que se va a usar en sexo anal. Si son muy anchos pueden hasta causar sangrado u otras molestias en el ano u otras zonas eróticas del cuerpo. Los terapistas sexuales y sexólogos recomiendan no excederse de 1.5 pulgadas de ancho, lo que consideran que es una medida segura, pero siempre es más saludable pensarlo y/o hablarlo primero con la pareja.

  • TENERLE MIEDO A LO QUE NO VIENE EMPAQUETADOs

Hay juguetes sexuales que no se venden en tiendas especiales o sex-shops. Algunos se encuentran en tu propia casa. Solo debes asegurarte de leer lo suficiente sobre medidas de seguridad, cuando se te ocurre usar vegetales o el cepillo de pelo que usas para cepillar tu cabeza, antes de ponerlos a trabajar de otra manera, con una evidente función erótica.