La Vida Secreta de las Geishas – Documental – Cultura – Japón

Las geisha se originaron como profesionales del entretenimiento; originalmente la mayoría eran hombres. Las geishas usaban sus habilidades en distintas artes japonesas, música, baile, y narración. Las geishas de ciudad (machi) trabajaban independientemente en fiestas fuera de los “barrios de placer”, mientras que las de barrio (kuruwa) lo hacían dentro de estos. Las geisha de machi y de kuruwa no se distinguían en términos de como entretener: ambos tipos de geishas cantaban, bailaban y aprendían las otras artes tradicionales, con la diferencia de que el incienso utilizado para marcar la duración del servicio era menor para las kuruwa, que para las machi, puesto que entretenía en lugares con menos aglomeración de gente y con un público más selecto. Al declinar el nivel artístico de las cortesanas, las geishas —hombres y mujeres— tuvieron mayor demanda. Los hombres, alrededor del siglo XVII, se empezaron a agotar de las cortesanas, que a pesar de ser muy cultas no gozaba de la libertad para salir de su distrito y ni siquiera de su casa. Por lo tanto muchas cortesanas comenzaron a retirarse de su trabajo y empezar una nueva vida.