¿Quieres que regrese?

El problema al fantasear con que tu pareja regrese por su cuenta y sin ninguna intervención de tu parte, aunque te consuela artificialmente te deja en el limbo. Supongamos que finalmente el regresa a ti. Como nos has hecho nada para influir emotivamente en tu pareja, no sabras porque ha vuelto. Ni estarás segura de que eso dure. Nunca sabrás si es sincero o si la amiga lo echo o si ha sucedido cualquier otra cosa. Y obviamente, esa aceptación pasiva es una base muy frágil para construir una relación nueva y mejor.

images (3)

Además, podrías perder meses y hasta años, bloqueada en un juego de espera autodestructivo y poniendo tu vida entre paréntesis, mientras sueñas despierta, ansiosa con el día en el que él entre por la puerta con un ramo de rosas y te ruegue que lo perdones! Tipo película…pero la vida real rara vez se asemeja a las películas. Y está muy bien fantasear, pero en este caso resulta muy sospechosa actitud, pues te impide vivir a plenitud.

Wayne Dyer piensa al respecto que: “En cualquier situación, existen alternativas: La primeras, ser eficaz y lograr tus objetivos o ser ineficaz y, por último, no poder hacer lo deseado (…) En la mayoría de los casos – no en todos, pero en la mayoría – se puede ser eficaz, en cambio, en TODOS los casos se puede actuar desde la posición del propio valor intrínseco como persona”

Como has dedicado mucho tiempo a reflexionar sobre lo que anduvo mal en tu relación, has aprendido que casi con seguridad los antiguos temores a ser rechazada  y a “perder” carecen de fundamento. Si deseas logarar lo que te propones (Que el regrese), no puedes permitir que el pánico te impida actuar. Recuerda, además, que ahora cuentas con “más municiones”: te aprecias de una manera distinta, aprecias a tú pareja y la relación también diferente. Debes estar preparada para el tan ansiado “regreso”.

Por ultimo: Hay unos porcentajes esenciales: del 75 al 85 % de los hombres no abandonan a sus parejas para siempre; el 80 % añora volver (incluso a casarse) con la mujer que dejo. Recordar esto te ayudará en la mayoría de los peores momentos.