El sexo y la ambición de las mujeres japonesas

Las mujeres japonesas se han vuelto cada vez más independientes y ambiciosas, a pesar de que las actitudes conservadoras hacia el hogar y el trabajo persisten en esa cultura milenaria. En el intenso y competitivo mundo corporativo japonés es muy difícil para una mujer tener hijos y conservar una carrera.

bimajo

Aproximadamente 70% de las mujeres abandonan sus empleos después del primer hijo. El Foro Económico Mundial  sitúa a Japón dentro de las peores naciones en lo que se refiere a igualdad de sexos en el ámbito laboral. Además de esa realidad, para la mujer activa la presión de un compromiso romántico se ve cada día más como una carga, un lastre monótono y han desarrollado una especie de fobia contra las nupcias. Tanto es así que muchas mujeres consideran el contacto físico repugnante.

El Instituto de Población y Seguro Social de Japón informa que 90% de las mujeres jóvenes piensan que seguir solteras es preferible a lo que se imaginan será el futuro si se deciden por el matrimonio. Por lo que para una mujer que busca progresar, la soltería es una opción que tiene mucho sentido.

A esto le podemos agregar que usualmente, aun cuando se casan o están en relaciones serias, los japoneses tienen muy poco sexo, según varios sondeos y encuestas. Uno de ellos indicó que apenas 27% dicen tener sexo cada semana. Las tendencias sociales también  provocan que haya menos sexo y menos matrimonios en la sociedad japonesa y por supuesto esto también han llevado a un fuerte descenso en el índice de natalidad. La gente tiene cada vez menos hijos.

Este problema se agrava con unas tasas bajas de inmigración -debido a fuertes restricciones- para llevar a Japón al borde de lo que algunos temen será un precipicio demográfico. Japón tiene una población de 126 millones. Pero ante la caída de la tasa de natalidad que experimenta, se proyecta que el país perderá un tercio de su población para 2060. Muchos opinan que ante esta situación, es hora que los hombres japoneses tengan más sexo y más bebés.