La infidelidad femenina ha cambiado: Esther Perel

El nuevo libro de Esther Perel (psicoanalista y escritora) “State of Affairs: Rethinking Infidelity” (“Estado de las Aventuras: Repensando la Infidelidad”) recoge datos que sorprenden a muchos: Desde 1990, la tasa de mujeres casadas que reportan que han sido infieles se ha incrementado un 40%, mientras que la tasa de hombres sigue igual. Más mujeres que nunca están engañando, nos dice, o están dispuestas a admitirlo.

Pareja-besandose

Ellas, aparentemente, parecen felices, o contentas. Tenían hijos, hipotecas, una vida social intensa, vajillas y trajes hermosos. En la superficie, sus esposos eran razonables y sus matrimonios, equitativos y “felices”. Si estas amigas estaban enfadadas, insatisfechas o resentidas, ellas no lo mostraban. Pero todo ha cambiado y ahora lo demuestran.

“El hecho es, que soy más amable con mi esposo cuando tengo algo especial que es solo para mí”. Ella se dio cuenta de que era más amable, más paciente, menos resentida. La mayoría de estas mujeres describen la infidelidad no como una transgresión, sino como un acto creativo o hasta subversivo, una protesta contra una institución que había llegado a sentir como opresiva y hasta sofocante.

En años anteriores, esto habría terminado en una separación o divorcio inminente, pero ahora, al parecer, más y más mujeres estaban poco dispuestas a abandonar sus matrimonios y las familias que construyeron durante años y que quieren mantener. Ellas tampoco estaban dispuestas a soportar el estigma de un matrimonio públicamente abierto o tener que pasar por el esfuerzo de negociar un acuerdo tan complejo, que puede llegar a  ser doloroso para la pareja y más para los hijos.

Todas estas mujeres están girando hacia la infidelidad no como una forma de romper un matrimonio, sino como una forma de quedarse. Mientras que las formas convencionales de la infidelidad femenina colocaban a la mujer infiel como un objeto pasivo, las mujeres actuales parecían tener el control de sus propias transgresiones, y por supuesto de sus infidelidades. Parecía haber algo nuevo sobre este acercamiento.