Ya puedes imprimir juguetes sexuales personalizados con una impresora 3D

El mundo de los juguetes sexuales no se detiene y se acaba de poner más interesante. Las preferencias en cuanto al sexo –tamaño, movimiento, forma y color, son tan variadas casi como las personas (cada mente-cuerpo es un universo de erotismo único), por lo que encontrar el juguete sexual ideal es muy difícil. El mercado es muy  amplio, pero siempre existen detalles insatisfactorios.

3d-pene-penis

Varias compañías  aprovechan el  boom de las impresoras en 3D, capaces de imprimir a bajo costo y a alta velocidad casi cualquier cosa en materiales como el plástico, para ofrecer juguetes sexuales, especialmente consoladores, vibradores o dildos pre configurado de todos los tamaños y formas. Incluso existe la propuesta de imprimir una réplica de tu propio genital, especialmente pensado para aquellas parejas apegadas que viajan mucho o para aquellas personas  narcisistas que en realidad lo que quieren es copular con ellos mismos.

New York Toy Collective, es más refinada aún, y es solo para la clase alta de lúdicos de erotismo. Este exclusivo servicio ofrece un abanico amplio de posibilidades: diseños que emplean una impresora MakerBot y pueden ser cambiados según las específicas necesidades del individuo. Los clientes pueden pedir cambios de dimensión, color o incluso de sensación estética, se trata realmente de un producto muy refinado y elitesco. Esta empresa también ofrece réplicas genitales de silicón en un proceso que incluye un escaneo del propio órgano.

Makerlove, es otra empresa que se está dedicando  este rubro, ofrece diseños gratuitos de juguetes sexuales que pueden ser descargados y enviados a un impresor de 3D con gratificación sobre demanda. Esta empresa creo un extraño juguete llamado Freaky Freud, para aquellas chicas que les gustan los hombres inteligentes, cuando se trata de sexo.

Por el momento algunos juguetes no han logrado tener la definición deseada, o la textura lisa o rugosa perfecta, que desean algunos clientes exigentes, pero la tecnología de impresión en 3D avanza a pasos  inverosímiles. Por el momento ya existe la opción de imprimir una pistola o un pene con las características que la persona desee.