Si eres joven y te masturbas mucho, debes saber esto

Según Freud: la masturbación puede hacer que sea más difícil que tengas sexo

Freud consideraba que la sexualidad es parte esencial del bienestar del ser humano, escribió en contra de la masturbación,  porque creía que el onanismo afecta el carácter y la voluntad, e incluso el deseo de salir a buscar la auténtica unión sexual que ansías.  Freud afirmó que la masturbación:

jovenes

…”Pervierte el carácter (de una persona) en más de un sentido… pues lo acostumbra a alcanzar fines importantes sin esfuerzo alguno, por caminos fáciles y no mediante un intenso desarrollo de energía, y en segundo lugar, eleva el objeto sexual, en sus fantasías concomitantes a la satisfacción, a perfecciones difíciles de hallar luego en la realidad”.

Lo que generalmente se está buscando cuando alguien se masturba es tener sexo. Y en algunos casos la masturbación puede ser un paliativo, especialmente porque tener sexo no  es algo accesible a todos, cuando esta conducta se convierte en un hábito arraigado suele ir en contra de la vida saludable que a su vez permite a una persona ser atractiva y tener una actitud que lo conduzca a tener una pareja.

La masturbación puede drenar tu energía

Es muy cierto que la masturbación puede ayudar a liberar tensión, e incluso se cree que puede servir para evitar el cáncer de próstata, pero también es cierto que eyacular seguido puede drenar la energía de un hombre. Eyacular varias veces en un mismo día drena mucha energía y más cuando estas eyaculaciones ocurren en soledad frente a una pantalla. Esto puede ser compensado por el  cóctel neuroquímico que produce la sexualidad (oxitocina y serotonina entre otras hormonas), aún más cuando hay un fuerte componente emocional. La pornografía puede llegar a convertirse en una contaminación audiovisual, una especie de espectro de la libido. Tiempo que puede ser dedicado a algo más provechoso, incluyendo a algo que te permita tener sexo con una persona real.

El semen es un néctar energético/espiritual: no debes dilapidarlo

El hatha-yoga, el tantrismo y el taoísmo, coinciden en esta afirmación. Para estas disciplinas, que tienen un trabajo energético interno, el semen es la energía vital que debe de ser conservada, nutrida y transformada. No es exagerado decir que gran parte del taoísmo y el yoga consiste simplemente en diversas técnicas para permitir que la esencia vital fluya hacia arriba y despierte los canales de energía del cuerpo, así como también para evitar la eyaculación durante una relación sexual.